viernes, 1 de noviembre de 2013

Capítulo 3: Sueño hecho realidad.

Capítulo 3: Sueño hecho realidad.
 
Cogió el micro que le entregó Blas y carraspeó para aclararse la garganta. Estaba nerviosa; más de lo que le gustaría admitir.
Alguien le tocó el hombro y, aunque fuese por dos segundos, unas pequeñas descargas eléctricas le recorrieron la zona.
— ¿Cuál cantamos?
—Cuando sé que estás dormida. —Respondió casi sin pensarlo, pues esa canción podría cantarla hasta dormida.
—Me parece bien. —La secundó Carlos.
—Bien, pues cantaremos ésa. —La música comenzó a sonar y hasta el estribillo no le tocó cantar a Cris, que creía que iba a morirse en medio del escenario. Dani le rodeó los hombros con un brazo intentando aportarle algo de estabilidad y siguieron cantando hasta que terminó la canción.
Bajaron y fueron hasta la zona del 'reservado'.
—Creo que a Magí puede gustarle la idea de una colaboración. —Álvaro lo sopesó unos instantes antes de hablar.
—No quiero meteros en líos. —Susurró ella, pues estaba asustada.
Dani no podía dejar de mirarla, se sentía como si la conociese de toda la vida, cosa que le agradó.
— ¿Podemos hablar a solas? —Murmuró Blas mirándole, pues esa mirada de loco enamorado no le gustaba ni un pelo. Asintió y fueron a un lugar algo más apartado. —Sé que es guapa y canta como los Ángeles, pero te recuerdo que tienes novia. —Le señaló acusatoriamente con un dedo.
—Lo sé, pesado. —Volvió con los demás y esta vez ocupó el asiento situado al lado de Cris. — ¿Cómo estás? —Ella levantó la vista y le miró a los ojos. Por un momento pareció que solo estaban ellos, pero un carraspeo les hizo volver a la realidad y darse cuenta de que estaban muy cerca el uno del otro. Se sonrojaron.
—Bien, gracias. —Cerró los ojos por un breve instante. — ¿Y tú?
—Feliz. —Sonrió y ella no pudo evitar que su mirada descendiese hasta sus labios. <<Dan ganas de besarlos. >> Pensó.
—Tenemos que irnos, unas fans se han colado y no nos dejarán en paz. —Blas apareció, agitado.
—Mierda. —Se levantaron, pero Dani se quedó sentado, sin prestarles atención. — ¡Dani! —Se levantó a regañadientes y cogió a Cris de la mano. — ¿Qué haces, tío?
—Sacarla de aquí, está asustada y vendrán a por ella. —Bufó y asintió, dándole 'permiso' para llevarla con ellos. —Estarás bien, ¿eh? —Le dijo a ella. Llegaron sin ser vistos a la furgoneta y se pusieron el cinturón.
—Vamos al hotel.
—No, tengo que ir a casa. —Carlos tenía la esperanza de poder pasar algún tiempo a solas con ella. —Pero gracias igual. —Bajó la mirada para examinarse las uñas.
—Bien, ¿dónde vives? —Les dijo la dirección y al rato llegaron.
—Gracias por todo, ha sido una noche increíble. —Les sonrió y se bajó del vehículo.
—Ten. —Le pasaron un papel con la dirección del hotel y con sus números de teléfono.
—Nos vemos. —Entró en la casa y los dos rubios se quedaron mirando la puerta.
 



 ¡Muy buenas, aquí os traigo el siguiente capítulo!

Siento actualizar tan tarde, pero estaba con mi familia.

Beeeeeesos^^

2 comentarios:

  1. oooooooooooh un amago de besooo :) dani y cris tienen que acabar juntos si o si
    ahh! no se si te has coonfundido o no pero hay una parte del capitulo, te cito textualmente:
    "—No, tengo que ir a casa. —Carlos tenía la esperanza de poder pasar algún tiempo a solas con ella. —Pero gracias igual. —Bajó la mirada para examinarse las uñas."

    ¿no te referias a Dani? o es que a Carlos tambien le ha gustado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me he confundido, es que a Carlos también le gusta. ;)

      Beeeeeesos^^

      Eliminar