viernes, 15 de noviembre de 2013

Capítulo 5: Discusión.

Capítulo 5: Discusión.
 
—Buenas, familia. —Sonrió. Los padres de Angie eran como sus segundos padres, y ellos la consideraban parte de su familia. —Enhorabuena, Isa. ¿Qué será? —La abrazó con mucho cuidado.

—Aún no lo sabemos. —Murmuró.

—Bueno, con que venga sano ya puedes estar feliz.

—Cris, ¿qué tal con tus novios? —Rió cual loca y salieron de la habitación para no importunar a la embarazada y para tener algo de privacidad.

—Cada vez que estoy con Dani me enamoro más por segundo. —Murmuró con preocupación. —Y él tiene novia... —Se sentó en el pasillo con la espalda pegada a la pared, hecha un lío.

—Si llegas ahora y te declaras pensará que quieres su fama. —Dedujo, tocándose la barbilla con el dedo índice.

—Cierto... —Suspiró.

—Cambiando de tema... ¿Has visto cómo te mira Diego? Para mí que está coladito por ti.

—Que va, tía. ¿Qué dices? Es imposible. —Sonó su teléfono anunciando que había recibido un nuevo mensaje y se sonrojó al leerlo.

— ¿Quién es? —Preguntó, curiosa.

—Diego. —Se lo enseñó.

—Já, tenía razón y está coladito por ti. —Canturreó.

—Que no, que es solo para ir al cine.

—Te lo ha pedido como una cita. —Enarcó una ceja y Cris se puso en pie, alisando las
arrugas del vestido que llevaba.

—Tengo que hablar con los chicos.

—Primero habla con Diego, Cris. No creo que le haga gracia esto.

— ¡Angy! —Murmuró, horrorizada. —Ambos sois mis mejores amigos y tendríais que estar
felices por mí. Preocuparos un poco más por los demás. —Se marchó sin tan siquiera decir adiós.



Blas, Álvaro y David estaban desparramados por el suelo del salón, medio dormidos. La
noche anterior Carlos no les dejó dormir, se pasó todo el rato hablándoles de Cris, de lo
maravillosa que era... Estaba más que claro que le gustaba, y eso ponía celoso a Dani, quien entró por la puerta tocándose la mejilla cual idiota.

—Uy, ¿y esa cara de enamorado? —Se mofó Álvaro.

—Cris me ha besado la mejilla. —Carlos, que justo salía de su habitación, lo escuchó.
Volvió a entrar, dando un portazo. Se apoyó en la puerta mientras suspiraba.

—Me gusta, no puedo negarlo... —Susurró.

—Carlos, ¿podemos hablar? —Dani llamó a la puerta, confuso por su comportamiento.
Nunca le había visto así, y sus palabras le dejaron aún más confundido. Y algo celoso.

— ¿Qué quieres? —Abrió la puerta y cuando se dio cuenta del tono que empleó, intentó
remediarlo. —Lo siento, tío. —Negó, estaba en su derecho si se ponía celoso, aunque no
entendía por qué.

— ¿Te gusta Cris? —Preguntó, directo. El otro rubio casi se cayó de espaldas por la sorpresa.

— ¿Có-cómo? —Tartamudeó.

—Pues eso, creo que mi pregunta se ha entendido bien. —Carlos sabía que a Dani le gustaba, así que eran o sus sentimientos o los del otro.
 

2 comentarios:

  1. ah vale pues si les gusta a los dos, entonces ya entiendo lo del otro capitulo jajaja
    aaah y menos mal que no le pasaba nada malo a la madre y es un bebe :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un complicado triángulo amoroso, pero el que "pierda" sabrá apartarse. ;) Sip, un bebé. :)

      Beeeeeeeeeeeeesos^^

      Eliminar