jueves, 5 de diciembre de 2013

Capítulo 14: Contratiempos.

Capítulo 14: Contratiempos.
Cris se quedó en la puerta y se despidió de Dani con un beso.
—Nos veremos luego. —Prometió él.
—Claro. —Cerró la puerta y se encontró con su padre. —Oh, mierda.
—Cariño, no quiero asumir que has crecido. Que mi pequeña ya no me necesita.
—Eso no es verdad, siempre te necesitaré. —Replicó con un tono de niña pequeña.
—Te agradezco que intentes alegrarme, pero sabes que tengo razón. —Suspiró. —Mírate, ya con novio. ¡Y famoso! —Rió. —Estoy orgulloso de ti.
—Gracias. —Le abrazó.
—Mamá quería contarte algo. —Ella se sorprendió, pero no habló. Justo su madre apareció.
—Un periodista te ha hecho fotos entrando muy arreglada en un coche con uno de Auryn. —Sus ojos se abrieron desmesuradamente. —Están barajando la teoría de que sales con uno de ellos. Mejor dicho, con Carlos.
— ¿¡Cómo!? —Esperaba que la emparejasen con cualquiera menos con él. —No salgo con él. —Replicó. 
—Lo sé, cariño. Pero el público no. —Le acarició la mejilla con cierta tristeza.
—Tengo una idea. —Subió a toda prisa a su habitación, se cambió (http://www.polyvore.com/normal_16/set?id=86446865) y corrió hasta llegar a la entrada. Marcó el número de Dani, aún sin decidirse.
— ¿Cris?
—Os veo en mi casa en veinte minutos. —Colgó y llamó a Diego.
— ¿Qué quieres? —Preguntó bordemente. Sonaba mal... Raro.
—En mi casa en quince minutos. —Colgó.
El timbre sonó quince minutos más tarde, sacando a Cris de su ensoñación.
Abrió la puerta y eran todos.
—Tengo una idea. —Admitió, dejándoles pasar. —La prensa cree que Carlos y yo somos novios, y creo que si Diego y yo fingiésemos que lo somos, tal vez me dejen en paz y Dani y yo podamos salir juntos. —Tomó una gran bocanada de aire.
— ¡No! —Gritó Diego. — ¡Ni de coña, no me utilizarás para salir con la "estrellita"!
—Si realmente me quisieses como dices, lo harías. Porque mi felicidad sería lo más importante para ti. —Dijo relajadamente, mirándole fijamente. Él se calló.
—Simplemente podemos darles lo que quieren. —Carlos intentó ocultar su alegría, podría besarla. Dani apretó los labios, parecía que se estaban rifando a su novia.
— ¡Ya está bien! —Explotó. — ¡Parece una rifa y el premio es mi novia! —Cris le miraba con los ojos desmesuradamente abiertos. —Diego, ¿sí o no? —Hablaba casi a gritos.
—Dani, shh, ven aquí. —Cris se acercó a él y le abrazó, tratando de calmarle. —Te quiero, ¿vale? —Murmuró en su oído, buscando algo de privacidad.
—Y yo a ti. —Dejó un beso en su pelo y se separó para mirarles.
—Sí. —Respondió Diego. —Solo una cita. —Cris suspiró, algo aliviada. —En tres horas te paso a buscar. —Se fue sin decir adiós siquiera.
—Que chico tan maleducado. —Murmuró Blas.
—Tú no le conoces. Está cabreado.
— ¿Por qué te empeñas en defenderle? —Cuestionó Carlos.
—Porque ha sido mi mejor amigo desde que íbamos en pañales. —Se encogió de hombros, odiaba que la cuestionasen.
—Tendrás que empezar a prepararte si no quieres llegar tarde. —Sonrió David, amigable.
— ¿Por qué tardáis tanto en arreglaros? —Preguntó Álvaro, riendo.
—Bah, tampoco se tarda tanto. Más bien, nos gusta haceros esperar. —Les guiñó un ojo.
—Yo quiero mirar. —Rió Blas.
—Pues seguidme entonces. —Subió a su habitación, seguida por ellos. —Lo primero es escoger si vas a llevar vestido u otra cosa.
-Parece un chico que en la primera cita te lleva a un Mc Donald. –Alzó una ceja Dani, recordando la maravillosa cita de la noche anterior.
-Relax, fiera. –Rió Álvaro a carcajadas.
Mientras ellos hablaban, Cris ya había escogido la ropa, los zapatos y el maquillaje.
-Esperadme aquí. –Entró en el baño de su habitación, se duchó, se cambió y salió totalmente arreglada (http://www.polyvore.com/normal_30/set?id=89102483).
-Guau. –Carlos la miraba de arriba abajo.
-Me siento observada. –Se acercó a su novio y le rodeó el cuello con los brazos. -¿Qué te parece, es demasiado?
-Es perfecto, pero no para él. –Susurró, sus ojos cerrados.
-Sé que no te cae bien, pero haz esto por nosotros. –Le besó, sin importarle que hubiese cuatro personas mirando. -¿Qué hago si me besa? Digo, es que a lo mejor para las fotos… -No le parecía una buena excusa ni de lejos.
-Solo un beso. –Recalcó. –Como mucho.
-Te quiero. –Sonrió contra sus labios.
-Yo también te quiero. –Acarició su mejilla y miró el reloj de su muñeca izquierda. –Faltan quince minutos solo.
-Estoy nerviosa. –Reconoció.
-Es normal. –Intervino Carlos. –Tranquila, todo saldrá bien.
Y el timbre sonó.
<<Comienza la tortura>> pensó Cris.
 
Dani la observó mientras bajaba las escaleras, seguramente en la televisión saliesen miles de reportajes que descartaban su posible relación con él.
-No me hace ni la más mínima gracia esto. –Dijo con irritación.
-Tío, Dani, es que a nadie le haría gracia. –Y justo en ese momento la televisión cambió del negro a un montón de colores. Todos miraron a Blas, que la había encendido.
-Cris me ha mandado un mensaje diciendo que periodistas les siguen. –Se encogió de hombros y todos prestaron atención.
En la pantalla aparecieron decenas de fotos de Diego rodeando sus hombros, su cintura, besando su mejilla, riendo con ella…
Fueron fotos realmente dolorosas, pero escuchar la risa de Cris en su mente le ayudó a soportarlo.
-¡Cristina, Cristina! –Gritó una periodista, y ellos pararon casualmente. -¿Quién es tu amigo? ¿Son ciertos los rumores de que sales con Carlos de Auryn? –Empezó a atosigarla a preguntas.
-Es Diego. –Sonrió como si estuviese enamorada. –No, no son ciertos. Tuve suerte de conocerles y son maravillosos, pero somos amigos y ya.
-Gracias por tu tiempo. –La periodista se alejó y ellos continuaron caminando hasta perderse de vista.
Tragó saliva, no estaba preparado para esto.
-¿Dani? –Álvaro pasó una mano por delante de su cara, pero él no reaccionaba.
-Vale, perdón, estoy bien.
-Y yo soy el pato Donald. –Alzó Carlos una ceja, aguantando la risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario