domingo, 8 de diciembre de 2013

Capítulo 28: Notas.

Capítulo 28: Notas.

Ya había acabado el curso y a todas les habían dado las notas. Cris sacó la nota más alta de toda Madrid, y las demás tampoco se quedaron atrás. Álvaro y Marta estaban juntos, al igual que Cris y Dani y Ainhoa y David.
-¿Alguien ha visto a Carlos y Meri? –Preguntó Cris, habían quedado para ir al cine y solo faltaban ellos.
-No, pero estarán llegando. –En ese momento les vieron, iban caminando de la mano, sonriéndose como dos enamorados.
-Éstos dos acaban juntos. Lo digo yo. –Dani rió, su novia tenía razón.
-Venga, princesa, vamos a por nuestras entradas. –Le dio la mano a su novio, solo faltaban unos días para que hiciese un año desde que se conocieron.
-Un año ya. –Sonrió ella, nostálgica. –El mejor año de mi vida.
-Y de la mía, pequeña. –Le acarició la mejilla. –Me encanta tu ropa, por cierto. –Se miró (http://www.polyvore.com/normal_17/set?id=102908200) y volvió a sonreírle.
-¿Por qué me enamoras más cada segundo? –Susurró, sus labios tan cerca que se rozaban.
-Oh, santo cielo, bésame ya. –Juntó sus bocas y sus lenguas comenzaron una danza sin fin, peleando por el control de la situación. Cuando se separaron, él le mordió el labio inferior. -¿Y Ángela?
-Se ha ido de vacaciones con Diego. –Sonrió revolviéndole el pelo. Él rodeó su cintura con sus brazos y al poco tiempo aparecieron Marta 
(http://www.polyvore.com/normal_18/set?id=103178691) y Álvaro, seguidos por Ainhoa (http://www.polyvore.com/normal_08/set?id=99992034) y David, Meri (http://www.polyvore.com/normal_02/set?id=94290420) y Carlos y Lucía (http://www.polyvore.com/normal_12/set?id=100875505) y Blas.
-Bueno, parejitas, ¿Vamos entrando? –Unas horas más tardes, salieron del cine y propusieron ir a cenar. Estaban en el McDonald’s cuando a Cris se le ocurrió algo.
-¡Eh, Meri! –La nombrada la miró. Más bien, todos la miraron. <<Esto va a ser divertido>> pensó Cris. -¿Y qué tal con quién tú ya sabes? –Alzó una ceja mientras mojaba en kétchup una patata frita. Su amiga le dio una patada por debajo de la mesa y se sonrojó ante la atenta mirada de Carlos.
-Pues… Creo que bien.
-Carlos, ¿Quieres decírselo ya? –Se exasperó, eran inseparables, se querían, y nunca lo decían.
-Cris, te mato.
-¡Che, cuidadito con lo que le dices a mi novia! –Dani la abrazó protectoramente.
-Aww, te amo, mi blueheart. –Le dio un tierno beso.
-Bueno, pues eso, que… -Tragó saliva y miró a Meri. –Me gustas. –Ella se sonrojó irremediablemente.
-Y tú a mí, rubio. –Éste último no perdió el tiempo, tomó su rostro entre sus manos y le dio un dulce beso.
-Ala, ya solo faltáis vosotros. –Todos miraron a Blas y Lucía, que se sonrojaron, se miraron y luego se alejaron un poco. Cris puso los ojos en blanco, a esos dos ni atándolos juntos se les ocurriría sincerarse.
-Chicos, yo quiero decir algo. –Dani atrajo la atención de todos. –Dentro de unos días se cumplirá un año desde que conocemos a Cris, y quería deciros que nosotros vamos de viaje a celebrarlo. Quiero presentarle a mi familia. –Se sonrieron tiernamente, entrelazando sus manos.
-Aww, qué bonito. –Sonrió Marta. –Pues pasadlo genial.
-Gracias.
-Ah, y tenemos algo que decir. –Álvaro habló en nombre de Auryn. –Sabemos que prefieres llevar tu carrera en solitario, pero queríamos pedirte un favor.
-¿Te gustaría ser nuestra telonera? –La pregunta la formularon los cinco.
-Cielo santo… -Se cubrió el rostro unos segundos antes de hablar. -¡Pues claro que sí! –Se tiró encima de los cinco, a lo abrazo grupal.
Los diez eran muy felices juntos, y eso saltaba a la vista.
A la mañana siguiente, Cris y Dani se despertaron abrazados el uno al otro y tuvieron que levantarse a regañadientes porque irían a Alcázar de San Juan a conocer a la familia de Dani.
Después de horas de viaje, llegaron a la ciudad y fueron al hotel. Cayeron rendidos, los viajes siempre eran agotadores.
-¿Nerviosa? –Le susurró él cuando se levantaron. Ella asintió. –Les vas a encantar. –La animó él, seguro de sus palabras.
-Eso espero. –Le dio un dulce beso. –Voy a ducharme. –Se metió en el baño, se duchó y salió con solo una toalla puesta. Se acercó a Dani, que la miraba con preocupación.
-¿Estás bien? –Algo más pálida de lo normal sí que estaba.
-No sé qué ponerme. –Se mordió el labio y él abrió la puerta del armario.
-Anda, tonta, vamos a mirarte algo. –Rebuscó hasta que encontró lo ideal, se lo dio y ella se metió en el baño para cambiarse. Salió quince minutos más tarde 
(http://www.polyvore.com/verano_29/set?id=77645550).
-Tienes estilo, ¿Eh? –Le dio un beso, riendo.
-Madre mía, estás para comerte. –Le rodeó la cintura con sus brazos y la apretó contra sí. –Bueno, voy a cambiarme. –Se separó, entró en el baño y, mientras, ella aprovechó para ordenar las cosas.

Ya era de noche cuando salieron de la casa en la que Dani se crió, y éste estaba más que contento.
-Te dije que les ibas a encantar, tonta. –Acarició una de las mejillas de su novia. –Te amo.
-Te amo más. –Juntó sus bocas y luego volvieron al hotel. Le rodeó los hombros con un brazo.
-¿Cómo crees que les irá a todos por allí? –Ella sonrió.
-Espero que bien. –Se tiró en la cama. -¿Vemos una peli? –Él se tumbó a su lado.
-Se me ocurre un plan mejor. –Rió, pícaro. Comenzó a besarle el cuello.
-¿Por qué tendría que enamorarme de un adicto al sexo? –Se lamentó Cris en voz alta, riendo.
Al final vieron una película y se durmieron abrazados. Por la mañana volvieron a Madrid, llegaron sobre la hora de la merienda y se fueron a la casa que compartían.
Cris se dio un baño y luego salió totalmente arreglada 
(http://www.polyvore.com/normal_04/set?id=97871635), habían quedado todos para cenar.
-Mm… Preciosa, pero habíamos quedado para ir a un McDonald’s, tampoco tenías que arreglarte mucho. –Largó una carcajada.
-Pues a buenas horas me avisas, majo. –Entrecerró los ojos, pero en realidad le daba igual. –Yo ya no me cambio.
-Si tú con cualquier cosa estás perfecta, tonta. –Le dio un besito en la nariz. –Venga, vámonos. –Fueron hasta el local de comida rápida, donde ya estaban todos. Meri 
(http://www.polyvore.com/noche_de_fiesta_28/set?id=90158697) le dio un beso a Carlos, que le revolvió el pelo con cariño. Ainhoa 
(http://www.polyvore.com/normal_23/set?id=89082690) y David conversaban animadamente, mientras que Marta 
(http://www.polyvore.com/normal_28/set?id=89096536) y Álvaro corrían como niños pequeños, como si fuese una especie de carrera, y Lucía 
(http://www.polyvore.com/normal_16/set?id=88982056) y Blas hablaban por el móvil. Eran los únicos que no estaban saliendo.
-A ver, gentecilla, ¿Por qué carajos Blas y Lucía no están juntos? –Todos menos los nombrados se habían reunido, ya que ellos dos hablaban con Dios sabe quién.
-Porque son retrasados. –Dijo Meri.
-Y tímidos. Muy tímidos. –Secundó Marta.
-Bueno, pues me da igual que sean tímidos, les vamos a juntar sí o sí. –Los chicos escuchaban, atentos.
-¿Y qué pretendes, cariño? –Cris se giró para mirar a Dani.
-Habrá que hacer algo como lo de Marta y Álvaro.
-Puf, pero Lucía se va a negar, ya la conocéis. –Suspiró Ainhoa.
-¿Y si esta vez es al contrario? –Preguntó David, curioso.
-Sigue, pastelito. Te escucho. –Cristina alzó una ceja, atenta a las palabras del moreno.
-Podríamos liar a Blas con una chica, y que Lucía sea la que dé el paso.
-Anda, si sabes pensar. –Cris le revolvió el pelo, riendo. Todos rieron y él se hizo el ofendido, pero acabó riendo con los demás. –Venga, vayamos con ellos antes de que sospechen algo. –Dani rodeó a su novia con sus brazos, le dio un beso y fueron todos juntos hasta encontrarse con los otros dos.
-Bueno, tengo algo que decir. –Lucía sonrió, estaba muy contenta.
-¿Qué ocurre?
-¡Me mudo a Madrid! –Gritó, feliz. Cuando iban a abrazarla, Blas se interpuso y la cogió en brazos. Le dio unas vueltas en el aire hasta que, sin saber cómo, acabaron besándose como si les fuese la vida en ello. -L-lo siento… -Se sonrojó, pero él le dio la mano.
-¿Quieres salir conmigo? –Las bocas de sus amigos estaban, a esas alturas, por el suelo.
-Yo flipo. –Comentó Cris un rato más tarde, ya que aún no se creía que estuviesen juntos.
-Yo también. –Todos estaban flipando, mejor dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario